Bizcocho de chocolate

bizcochos en casaEl bizcocho de chocolate es un elemento que le encanta a los niños. Puedes conseguir con muy poco ingredientes y una preparación nada complicada la merienda ideal para los mas pequeño de la casa.

También podemos utilizar nuestro bizcocho de chocolate como parte de la preparación de alguna tarta mas elaborada. Como ya sabeis el mundo de la cocina no tiene límites. El límite está en vuestra creatividad e imaginación.

Historia

Probablemente el bizcocho es una de las recetas de repostería elaborada mas antiguas que podemos encontrar. En primer lugar haremos referencia al origen de su nombre proviniente del termino bis coctus que significa cocido dos veces, ya que en la actualidad los bizcochos era cocidos en dos ocasiones para aumentar su duración. Todo esto pensando en los navegantes que proveían sus naves de bizcocho para poder ser consumidos durante largas travesías.

Aunque el primer inicio histórico de bizcochos lo encontramos en una hallazgo en la tumba de Ramses III del antiguo Egipto en la ciudad de Tebas.

Todos estos orígnenes tan remotos y variados han dado pie a la aplia gama de elaboraciones y recetas de bizcocho de chocolate que encontramos en la actualidad.

Ingredientes

A continuación pasamos a detallaros los ingredientes necesarios para la elaboración de nuestro esponjoso bizcocho de chocolate casero:

  • 3 huevo talla L

  • 250 gramos de harina de trigo para repostería

  • 230 gramos de azúcar blanco

  • 250 mililitros de leche

  • 250 mililitros de aceite de girasol

  • 200 gramos de cobertura de chocolate (chocolate para postres)

  • 1 sobre de levadura en polvo tipo Royal

  • 1 cucharada de mantequilla

Estas cantidades están pensadas para un bizcocho de chocolate de 8 raciones. Puedes adaptar las cantidades a las raciones que deseen cocinar haciendo porporción con los ingredientes utilizados.

bizcocho casero de chocolatePreparación de la masa

Comenzamos la elaboración vertiendo los tres huevos junto con el azúcar en un bol grande que nos servirá para la preparación de nuestra masa final. Para batir la mezcla utilizaremos si es posible una batidora de varillas, ya que el resultado es mas rápido y mas homogeneo que con una batidora de brazo normal. Si no la tenemos tendremos que dedicar mas tiempo a la mezcla de los ingredientes.

Una vez bien batidos y sin dejar de batir añadiremos poco a poco el aceito y la leche hasta que la mezcla sea totalmente uniforme.

Seguidamente añadiremos la harina pasándola mediante un colador o un tamiz para que coja la máxima cantidad de aire. De la misma forma y con ayuda del mismo colador también añadiremos la levadura en polvo a la mezcla. Batiremos esta mezcla persistentemente hasta conseguir una masa homogénea ,sin grumos y muy fina.

Por otra parte romperemos el chocolate para postres en un bol pequeño tapándolo con film para poderlo pasar por el microondas durante dos minutos para deshacerlo. Una vez calentado retiramos el film y movemos el chocolate hasta conseguir que se deshaga completamente consiguiendo una crema fina. Seguidamente añadimos el chocolate deshecho a la mezcla del bol y continuamos batiendo hasta conseguir de nuevo una masa uniforme.

Horneado

Lo ideal es utilizar para la cocción un molde desmontable para la cocción. Desmontaremos dicho molde y colocaremos un papel de horno en el fondo. Volveremos a montar el molde dejando atrapado en el molde dicho papel de horno. De esta forma evitaremos que gotee la mezcla al verter la masa. Recortaremos el sobrante de papel y untaremos todo el interior del molde con matequilla para posteriormente poder desmoldar el bizcocho sin problemas.

Verteremos la masa que hemos preparado en el bol al interior del molde e introduciremos en el horno que debemos tener precalentado previamente a 180 º de temperatura y hornearemos a 180 º en la opción de arriba y abajo durante 70 minutos.

El tiempo de cocción puede variar en función del tipo de horno y de molde que utilicemos por lo que es recomendable ir comprobando el nivel de cocción a partir de las 50 minutos. Podemos comprobar pinchando la masa con un palillo o con un cuchillo de tal forma que en el momento en que salga limpio estará finalizada la cocción.

Cuando nuestro bizcocho de chocolate esté bien frío podemos proceder a desmoldarlo retirando también con mucho cuidado el papel de horno.

Podemos espolvorear por encima un poco de azúcar glasé a modo de decoración y ya está listo nuestro bizcocho de chocolate para ser servido.

Curiosidades

Es importante no abrir el horno durante la cocción ya que es fácil que todo lo que la masa ha subido se hunda y no se recupere. Así que es conveniente mantener el horno cerrado y no tocarlo hasta el momento en que realmente pensemos que el bizcocho ya está cocido y nos veamos obligados comprobar el punto de cocción.

También puedes ver:

Receta de tarta de chocolate